De Santa a Reyes

Ahora que nos encaminamos a “reyes”,  Santa Claus o Klaus, es en realidad el nombre San Nicolás. Se dice que es un personaje inspirado en un obispo cristiano de origen griego llamado Nicolás, que vivió en el siglo IV en Anatolia, en los valles de Licia (en la actual Turquía). Era una de las personas más veneradas por los cristianos de la Edad Media, del que aún hoy se conservan sus reliquias en la basílica de Bari (Italia). En los países hispanos se lo conoce también como el Viejito Pascuero o Colacho.

Pero lo importante es que es una creación norteamericana.
Pero la habilidad mercantil de los americanos convirtió a San Nicolás en “Santa”, un  anciano barbudo vestido de rojo y blanco, personaje ideolólogicamente  asexuado que vive en el Polo Norte, de donde viene en una carroza tirada por renos el 24 de diciembre a trerle regalos a los niños. A pesar de lo absurdo del personaje, lo genial de la idea fué inventar precisamente esa figura situada en el más allá de toda creencia religiosa para poder imponerla en todas las mentes y en todos los lugares del mundo, reemplazando nada menos que al cristianismo en una de sus fechas más significativas.
Y es que “Santa” es, de todos los símbolos del imperialismo cultural americano, el más poderoso, porque simboliza la fuerza del dinero y el comercio.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s