Reducción de gastos militares en EE. UU. ?

Informa la televisión que Estados Unidos hará una drástica reducción de sus gastos militares, de manera que sus fuerzas armadas serán en el futuro, más pequeñas. Y con esa falsa preocupación que saben mostrar sus entrenados presentadores, los noticieros se preguntan cómo es posible que el Gobierno actual haya tomado semejante decisión cuando los problemas con Irán se están agravando diariamente. En su alarmada relación del proyecto del Presidente Obama, la primera potencia mundial estaría quedando en una posición de peligrosa debilidad.  Algunos comentaristas, tradicionalmente aquejados de la conocida obsesión antiamericana, ven en lo que ocurre un prueba más de la definitiva decadencia americana. Qué hay de cierto en este asunto ?

De acuerdo con el Worl Almanac public ado en 2.011 por la CIA, el presupuesto militar de EE. UU. es de casi 700.000 millones de dólares anuales. Una cifra tan impresionante que es superior a la de los diez países siguientes. China, por ejemplo tiene gastos militares por algo más de 60.000 millones, es decir, ménos de la décima parte.

De acuerdo con la información que le ha dado la vuelta al mundo, el nuevo proyecto implica un ahorro de 500.000 millones durante la próxima década, es decir, que en realidad el recorte será del 7% aproximadamente, una proporción francamente mínima del total de gastos militares.

Pero hay otras consideraciones que explican porqué difícilmente se puede hablar de debilitamiento.

En primer lugar está el énfasis en la tecnología, ilustrada elocuentemente por el papel que ya están cumpliendo los aviones no tripulados, – los famosos drones-, cuyo costo es menor que el de los equipos tradicionales. Cláramente se ha dicho que la intención es fortalecer la investigación y el desarrollo en este campo, por lo que, con seguridad, ello se reflejará en unas fuerzas armadas con menos efectivos humanos, pero mayor disponibilidad en equipos altamente desarrollados. Por otra parte, el retiro de Irak significará la disminución de los gastos en personal militar, lo que puede explicar la disminución del presupuesto en este factor.

Estas sencillas razones conducen a creer que, en realidad, lo que se está a punto de ver en los años futuros, son ejércitos más complejos  y sofisticados. Lo que, lejos de significar un paso hacia el desarme, lo que implica, por el contrario, es el preludio de conflictos probablemente más efectivos y temibles. Pero ese es otro tema.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s