Controlar el capitalismo

El capitalismo se funda en le egoismo y la ambición de la gente. Por eso existe el mercado. La ambición desmesurada es un defecto personal; pero es útil para que funcione el capitalismo en su forma más salvaje. La ambición es parte de la naturaleza humana. El marxismo presupone que se puede cambiar esa naturaleza a través de la educación. Pero hasta ahora, los intentos por lograrlo no han funcionado.

Y por ello hay que controlar el capitalismo. No haciendolo más humano, sino todo lo contrario: ménos. Hay que controlar esa cosa tan humana que es la ambición para que la sociedad sea más igualitaria y por tanto más pacífica.

Pero el capitalismo hasta ahora es necesario. Porque no existe ningún sistema mejor para lograr el desarrollo económico. Con todas las brutalidades que ello comporta.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s