La frivolidad como forma de gobierno

Cuando se gobierna con ligereza y frivolidad, anteponiendo la vanidad personal a los intereses de la sociedad; cuando la Constitución se manipula para engañar a la gente y convencerla de que el país es víctima de extravagantes conspiraciones extranjeras; cuando se pretende darle gusto a todo el mundo, a los ambientalistas y a los capitalistas al mismo tiempo; cuando se inventan absurdos movimientos políticos que estarían atentando contra los supuestos beneficios de una política poco clara; cuando se emplea a los jueces para favorecer los intereses financieros, cuando lo más importante de un alto cargo es la exposición mediática de su titular, cuando toda la prensa es un instrumento de los intereses económicos, cuando se le pierde, en fin, el respeto a la ley, o se la emplea como bandera de campañas electorales, el país se desintegra institucionalmente, y todo el mundo se siente autorizado a participar en la feria de las vanidades y de los poderes públicos como supuesta expresión de la democracia, sin importar que al final, toda celebración se acaba y llega la hora de hacer cuentas…

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.