Previsiones

Predecir una epidemia es como predecir un terremoto: se sabe que va a ocurrir, se sabe dónde pero no se sabe cuando. Los geólogos americanos tienen muy claro que, debido a la falla de San Andrés, un terremoto muy poderoso seguramente se producirá en California, y será aún más fuerte que el que destruyó a San Francisco a principios del siglo pasado; the Big One, lo llaman.

Por otra parte, una cosa es una predicción y otra una advertencia. En un artículo escrito por Vincent C. C. Cheng y Susanna K. P. Lau, entre otros, en el año 2007 para la revista “Clinical Microbiology Reivews” en la Universidad de Hong Kong, los autores advertían sobre lo que consideraban una bomba de tiempo: la costumbre de alimentarse con una especie de murciélago, debido a que dichos animales son un gran reservorio de virus con potencial para provocar el síndrome respiratorio agudo severo (SARS por sus siglas en inglés Severe Acute Respiratory Syndrome) en humanos.

Ahora, varios profetas, entre ellos el insoportable señor Bill Gates, elevado por su dinero a la categoría de factótum universal, habrían vaticinado la aparición del virus que ahora golpea al mundo. Siendo todo virus una porción de acido nucleico existente en la naturaleza, se puede asegurar que mientras éste exista, y seguramente lo hará por mucho tiempo, la humanidad volverá a sufrir de alguna pandemia futura una vez que se haya librado del Covid-19. La cuestión es que los mencionados profetas y sus seguidores lanzan condenas indiscriminadas contra todos los Estados y gobiernos por su presunta imprevisión; pero como dice Savater, preguntémonos: si el Gobierno o cualquier otro Gobierno hubiera impuesto las medidas draconianas de aislamiento antes de que hubiera habido muchos casos, ¿se lo habría tolerado la gente? ¿De verdad no hubiese salido la gente a la calle diciendo que era un autoritarismo inaguantable, un abuso de poder? Quizás en algunas partes las autoridades se hayan tardado más de la cuenta, pero si hubiésen actuado pronto y hubiesen impuesto las medidas más severas, ¿lo hubiéramos aceptado o lo hubiésemos considerado un abuso de autoridad?

Por otra parte, aún en el caso de una previsión fuera de lo común, ¿habría valido la pena ? Varios países europeos se llenaron de búnkeres en espera de la inminente guerra nuclear en los años 60 del siglo pasado. Suiza construyó casi otro país subterráneo y mantuvo la obligación de tener provisiones en todos los edificios del país para sobrevivir al infierno atómico (con la esperanza de que su gente fuera quien repoblara el planeta, bueno es decirlo). Hoy esas instalaciones están siendo utilizadas por refugiados extranjeros. En la República Checa un anciano nostálgico aparecía recientemente en la TV, cuidando los túneles construidos por el gobierno comunista con el mismo temor y seguramente con la misma intención repoblacional después de la guerra nuclear que todos esperaban.

Nada garantiza, además, que las generaciones futuras estén dispuestas a los mismos sacrificios si los desastres esperados se tardan en ocurrir. Disponer de grandes sumas para mantener los servicios de salud y hospitalarios sobredimensionados y actualizados en previsión de una epidemia que nadie sabe cuándo aparecerá, ¿será políticamente realizable ? Es muy dudoso, sobre todo si se alega que esos dineros estarían mejor empleados en investigación y desarrollo, por ejemplo.

Acerca de rasbe

I'm a lawyer. I was a Judge in the Highest Administrative Court of Colombia and now I'm partner in Saavedra Becerra Abogados S.A.S., a lawyers firm. At the same time I'm a n University professor on State Liability at the Javeriana University in Bogotá.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .