Centenario de la revolución rusa

La semana que pasó se conmemoró la abdicación del Zar Nicolás II al trono de Rusia, y se dio realmente comienzo al proceso que habría de culminar con el triunfo de los revolucionarios y la implantación del gobierno comunista. Como en esa época estaba vigente en el país el calendario juliano, el episodio tuvo lugar el 2 de marzo, que corresponde en realidad al 27 de febrero del calendario gregoriano.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Creer que todo será igual…

El personaje de Tancredo, en la célebre novela El Gatopardo, le dice  a su tío Fabrizio: “Si queremos que todo siga como está, necesitamos que todo cambie” (en italiano: “Se vogliamo che tutto rimanga come è, bisogna che tutto cambi”). Esta frase simboliza la capacidad de los sicilianos para adaptarse a lo largo de la historia a los distintos gobernantes de la isla, pero también la intención de la aristocracia de aceptar la revolución unificadora para poder conservar su influencia y poder. El “gatopardismo” o lo “lampedusiano” es en ciencias políticas el “cambiar todo para que nada cambie”, paradoja expuesta por Giuseppe Tomasi di Lampedusa (1896-1957). La cita originales así:”Si queremos que todo siga como está, es necesario que todo cambie”. “¿Y ahora qué sucederá? ¡Bah! Tratativas pespunteadas de tiroteos inocuos, y, después, todo será igual pese a que todo habrá cambiado”. “…una de esas batallas que se libran para que todo siga como está”.
Se basa en la cita de Alphonse Karr “plus ça change, plus c’est la même chose” (“cuanto más cambie, es más de lo mismo”), publicado en enero de 1849 en la revista francesa Les Guêpes (“Las Avispas”).

Esta cita, que se repite una y otra vez, me viene con frecuencia cuando oigo a mucha gente tratar el tema de la guerrilla y su incorporación a la vida civil. Parece que muchos creen que simplemente se dejará de disparar, para que todo siga igual. Es lo que explica la indignación que provocan las declaraciones de los jefes guerrilleros llamando a la implantación del socialismo estatal como si se tratara de un doble lenguaje. Señal de que, al parecer, pocos entienden y analizan realmente lo que está pasando.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

El Canal de Nicaragua

Cuando se anunció su construcción, y como es habitual , los medios nacionales saludaron con ruidosas burlas lo que sin mayor análisis calificaron de despropósito del Gobierno de Daniel Ortega. Se comentaron sus costos, y los desastres ambientales a que daría lugar. Y de paso, se mencionó que la empresa sería improbablemente adelantada por China.
El Canal de Nicaragua es un canal marítimo que conectará el mar Caribe, con el océano Pacífico a través de ese país. Irá por río hasta el Lago Cocibolca (Lago Nicaragua), y cruzará el istmo de Rivas para alcanzar el Pacífico. La ruta cubrirá un área de 270 kilómetros cuadrados. Su construcción comenzó el 22 de diciembre de 2014, y, silenciosamente sigue adelante en manos de la empresa china NKHD que coordina las actividades de un vasto conglomerado encargado de completar una obra gigantesca que incluye la construcción de puertos, ferrocarriles y hasta una ciudad completa. El contrato de concesión es de 50 años prorrogables por un tiempo igual.
Si se llega a terminar, y ello puede ocurrir a pesar de los vaticinios en contra, Nicaragua recibirá un impulso gigantesco. Y China consolidará su presencia en este continente con una ruta que es vital para sus intereses económicos.
¿ Y qué estamos haciendo nosotros ?
Hasta ahora los únicos que han empezado a despertar con inquietud son los habitantes de San Andrés que saben lo que significaría una poderosa Nicaragua para su mar, (el que les queda) y para su futuro.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

¿ Para que el espacio ?

¿ Para que sirve la exploración espacial ? Esa es una pregunta que aparece periódicamente en diversos medios. En una extraña manera de razonar, se afirma que el dinero empleado en las investigaciones referidas al cosmos quedaría mejor empleado si se destinara a erradicar la pobreza del mundo. Como si  la construcción de los ingenios espaciales no movilizara miles y miles de personas que trabajan en los cinco continentes para producir los equipos que se envían al espacio. Hace algunos años se calculó que en la construcción de una de esas grandes naves  intervienen no menos de 20.000 empresas, y en todo caso, ejércitos de personas que deben colaborar, y trabajar y vivir con el mismo propósito común con el que, en otros tiempos, lo hicieron los constructores de catedrales, y murallas, y castillos y maravillas de la humanidad.

Comenta un periódico francés que su fundador se preguntaba el 22 de julio de 1969, luego de los primeros pasos del hombre sobre la Luna, ¿ Bueno, y eso, para que ? La cuestión sigue viva, y nunca faltarán los resentidos que pronuncien su inapelable condena en nombre de  proyectos supuestamente más útiles pero que, de todos, modos, jamás tendrían oportunidad de cumplirse

Es olvidar, que son los propios científicos quienes impulsan esta máquina de sueños, porque, dice el cronista, son también ellos quienes nos ayudan a comprender el presente y el futuro inquietante de nuestro mundo, y sobre todo de nuestro pequeño planeta. Y quizás, que la búsqueda de sus secretos no viene tan solo de la voluntad de poder sino de una curiosidad existencial tan antigua como la humanidad. Es, en fin, desestimar que esta aventura espacial es uno de los mejores medios de transmitirle a los jóvenes la mágia incomparable de la ciencia. Y eso no es poca cosa.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

La viga

La prensa europea reacciona con satisfacción perversa cada vez que comenta, por ejemplo, el problema de los indocumentados, siempre que no se trate de su continente. Esa prensa se indigna también por las medidas que toma Estados Unidos frente al eterno problema de los inmigrantes mexicanos y centroamericanos. A veces el turno a la República Dominicana por la condena de las Corte Interamericana de Derechos Humanos a las expulsiones de haitianos. Todo lo cual es sin duda condenable, en especial cuando se acompaña de indignidades y violaciones a los derechos humanos. Pero, ¿ que decir de la muerte diaria de los africanos en el mediterráneo, cuando tratan, una y otra vez de llegar al continente europeo para librarse de la miseria en que viven.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

La guerra de Maduro.

Las relaciones entre Estado Unidos y Latinoamérica han sufrido siempre por el paradójico desconocimiento que existe entre unos y otros. Estando tan cerca, es como si la diferencia idiomática jugara como un muro invencible en la comprensión mutua de las características y las intenciones respectivas. Los colombianos por ejemplo, tendemos a equiparar las funciones y los poderes,- guardadas proporciones, de Santos y Obama. Estados Unidos es un país Federal cuyo presidente tiene grandes competencias pero también grandes limitaciones. Colombia es una de las repúblicas más centralizadas del mundo donde el poder presidencial es desbordado y exagerado. Los americanos creen que nuestros departamentos son como los estados federales; aquí piensan que el presidente de allá puede arrinconar a los gobernadores, y que basta un compromiso con Obama para que nos devuelvan a Simón Trinidad. De ahí las tonterías que se leen con frecuencia en los periódicos cuando nuestros cronistas examinan las relaciones con el “vecino del norte”.
Pero la incomprensión de allá para acá no es menos abismal, y los resultados que suele causar son verdaderamente patéticos.
Queriendo sancionar al gobierno Venezolano, el Departamento de Estado le retira la visa a cierto número de personajes de la administración bolivariana con la idea de ayudarle a la oposición a enfrentar el caótico sistema implantado por Nicolás Maduro. Hasta allí todo muy bien. Pero entonces los funcionarios americanos resuelven declarar que Venezuela “constituye una amenaza para los Estados Unidos de América” y agregan otras expresiones complementarias. Se trata de meras fórmulas jurídicas que acompañan el uso de poderes especiales como el asunto de las visas; también se emplearon cuando, hace varios años, nuestro país fue declarado una amenaza por el asunto del narcotráfico.
Pero esas frases sacramentales de vago sentido jurídico suenan muy distinto cuando se traducen al castellano y se leen el contexto de la situación venezolana: aparecen como una declaración de guerra.
Y entonces, lo que pretendía ser una condena a los abusos del chavismo madurista, se convierte en un regalo del cielo para el gobierno bolivariano. Y la oposición, que supuestamente era la apoyada, tiene que salir a declarar que rechaza la intromisión de potencias extranjeras en los asuntos de su país, y que los problemas de Venezuela deben ser resueltos por los venezolanos.
Y al final, Nicolás Maduro, rodeado por un pueblo patrióticamente exaltado, que ve a la nación en peligro, se pasea a la cabeza de las fuerzas armadas y las milicias populares, preparándose para una invasión que él sabe bien que no va a ocurrir.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Nicolás…

Es desalentador que mientras el país se desliza por una pendiente de desbarajuste económico, una inmensa mayoría de los cronistas nacionales e incluso uno o dos editoriales, no hayan encontrado otro tema para comentar que el  ruidoso acto de un muchacho farsante que fue detenido por la policía. El sainete, francamente ridículo no da para que se convirtiera en el escándalo nacional que por la vía de una prensa superficial alcanzó dimensiones sin proporción con la realidad.

¿ Porqué tanta bulla en torno del “ud. no sabe quien soy yo ” ? ¿Es que no hay temas verdaderamente importantes para desarrollar ? ¿ O es que la prensa nacional y sus voceros, firmemente alineados en un respaldo monolítico al Gobierno, quizás por temor de que los acusen de minar la solidez del propósito pacificador, tiene que concentrase exclusivamente en la banalidad de lo cotidiano, sea ello un asunto de tanguitas, de caballos muertos, de corralejas escandalosas o de la decadente especie de los Nicolases, mientras  lo importante se nos viene encima..?

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario