China está detrás

No es creíble suponer que el señor Kim Jong-Un ha resuelto abandonar su programa nuclear solo por las dificultades que su pueblo está sufriendo. En primer lugar esas dificultades no son recientes; por otra parte, regímenes como el suyo siempre han encontrado la manera de justificar los sacrificios que le exigen a su gente como el resultado de ataques externos y de las acciones de los amigos de la Revolución.  Ya Stalin en los años treinta del siglo pasado acusaba al resto del mundo de conspirar para hacer fracasar los grandiosos planes del sistema; y fue a través de esos sacrificios descomunales que se adelantó la industrialización de la URSS.

Tampoco convence la idea de que el jefe supremo de Corea del Norte está buscando ser reconocido como un estadista mundial. Ni su abuelo ni su padre necesitaron nunca de ese reconocimiento para conducir al Estado de acuerdo con sus intereses.

Kim Jong-Un ya ha logrado el desarrollo científico y militar que necesitaba. Tiene tecnología nuclear y el hecho de comprometerse a no utilizarla militarmente no le quitará a sus expertos el conocimiento adquirido.

Pero en cambio, a quien si le interesa que su vecino se integre a la economía mundial es a China; de nada le sirve a ésta un gobierno que le causa más molestias que beneficios y que bien podría convertirse en un mercado interesante para algunos de sus productos, particularmente en campos en los que Beijing puede llegar a acuerdos ventajosos. Todo ello mientras se asegura la solidaridad internacional y se garantiza la estabilidad de un socio ideológico.

Esa es probablemente la explicación del afán del dirigente norcoreano de llegar a un acuerdo con Washington. Un acuerdo aconsejado, dirigido y planeado desde Beijing que ya conoce bien como manipular al mercurial señor Trump.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Subdesarrollo político

Viendo el triste espectáculo del enfrentamiento de los catalanes con el gobierno central de España y la forma como han sido manejadas las diferencias entre los dos, y el lamentable mensaje enviado por el país al resto del mundo, uno tiene, una vez más, la certeza de que los cuarenta años de dictadura retardataria y clerical del franquismo no han sido superados en materia de desarrollo político.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Fast Track

En un país que se preciaba de respetar hasta la idolatría el “precioso hilo de la legalidad”, la reforma de las Constituciones era todo un problema que angustiaba a los juristas decimonónicos. Tanto, que si la norma respectiva era demasiado rígida -pétrea en el lenguaje de los constitucionalistas-, había que reformarla primero para hacer viable luego la transformación deseada. Y se encargaba a algún especialista connotado como Don Florentino Gonzalez (antes de que tuviera que irse a Buenos Aires por los vaivenes de la política nacional), para que redactara el nuevo texto de la Carta fundamental.
Hoy, en cambio, ni siquiera se tienen ya esos pudores formalistas: en un país donde poca gente habla inglés (8% de los jueces según una encuesta), la Constitución se reforma, o deforma, según quien hable, por medio de un mecanismo insólito que ni siquiera se atreve a decir su nombre en castellano.
Las generaciones futuras, casi siempre intransigentes con los desatinos y errores de sus antepasados, seguramente serán implacables con el desastre jurídico que se está fabricando en el país.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

La Ley en China

Cuando EE. UU. anuncia que va a ejecutar un mexicano culpable de cometer asesinato, ese país inicia una campaña vigorosa para impedirlo, casi siempre sin éxito, pero en la que termina participando hasta el Papa. Cuando hizo evidente que el Sr. Arciniegas moriría por haber llevado cuatro kilos de cocaina a la República Popular China, nuestra timorata Ministra de RR.EE. apenas tuvo tiempo para seguirle rogando a ese gobierno que “revisara” la sentencia y tuviera clemencia. Hubiera sido importante dejar por lo menos la constancia de que no tiene sentido castigar a una persona de 72 años.
Por otra parte, todavía nadie le había dicho a la gente de este país que China no reconoce el concepto occidental de derechos humanos, al que considera una noción condicionada, tanto por la cultura como por el nivel de desarrollo de cada país. Esa sería una labor valiosa para nuestra farandulera radio que tanto empeño pone diariamente para trivializar todo lo que toca.
Y también hay que explicar que, como lo dijo categóricamente el Embajador, las leyes chinas se cumplen estrictamente. Lo que seguramente resulta una idea muy extraña para mucha gente.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Centenario de la revolución rusa

La semana que pasó se conmemoró la abdicación del Zar Nicolás II al trono de Rusia, y se dio realmente comienzo al proceso que habría de culminar con el triunfo de los revolucionarios y la implantación del gobierno comunista. Como en esa época estaba vigente en el país el calendario juliano, el episodio tuvo lugar el 2 de marzo, que corresponde en realidad al 27 de febrero del calendario gregoriano.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Creer que todo será igual…

El personaje de Tancredo, en la célebre novela El Gatopardo, le dice  a su tío Fabrizio: “Si queremos que todo siga como está, necesitamos que todo cambie” (en italiano: “Se vogliamo che tutto rimanga come è, bisogna che tutto cambi”). Esta frase simboliza la capacidad de los sicilianos para adaptarse a lo largo de la historia a los distintos gobernantes de la isla, pero también la intención de la aristocracia de aceptar la revolución unificadora para poder conservar su influencia y poder. El “gatopardismo” o lo “lampedusiano” es en ciencias políticas el “cambiar todo para que nada cambie”, paradoja expuesta por Giuseppe Tomasi di Lampedusa (1896-1957). La cita originales así:”Si queremos que todo siga como está, es necesario que todo cambie”. “¿Y ahora qué sucederá? ¡Bah! Tratativas pespunteadas de tiroteos inocuos, y, después, todo será igual pese a que todo habrá cambiado”. “…una de esas batallas que se libran para que todo siga como está”.
Se basa en la cita de Alphonse Karr “plus ça change, plus c’est la même chose” (“cuanto más cambie, es más de lo mismo”), publicado en enero de 1849 en la revista francesa Les Guêpes (“Las Avispas”).

Esta cita, que se repite una y otra vez, me viene con frecuencia cuando oigo a mucha gente tratar el tema de la guerrilla y su incorporación a la vida civil. Parece que muchos creen que simplemente se dejará de disparar, para que todo siga igual. Es lo que explica la indignación que provocan las declaraciones de los jefes guerrilleros llamando a la implantación del socialismo estatal como si se tratara de un doble lenguaje. Señal de que, al parecer, pocos entienden y analizan realmente lo que está pasando.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

El Canal de Nicaragua

Cuando se anunció su construcción, y como es habitual , los medios nacionales saludaron con ruidosas burlas lo que sin mayor análisis calificaron de despropósito del Gobierno de Daniel Ortega. Se comentaron sus costos, y los desastres ambientales a que daría lugar. Y de paso, se mencionó que la empresa sería improbablemente adelantada por China.
El Canal de Nicaragua es un canal marítimo que conectará el mar Caribe, con el océano Pacífico a través de ese país. Irá por río hasta el Lago Cocibolca (Lago Nicaragua), y cruzará el istmo de Rivas para alcanzar el Pacífico. La ruta cubrirá un área de 270 kilómetros cuadrados. Su construcción comenzó el 22 de diciembre de 2014, y, silenciosamente sigue adelante en manos de la empresa china NKHD que coordina las actividades de un vasto conglomerado encargado de completar una obra gigantesca que incluye la construcción de puertos, ferrocarriles y hasta una ciudad completa. El contrato de concesión es de 50 años prorrogables por un tiempo igual.
Si se llega a terminar, y ello puede ocurrir a pesar de los vaticinios en contra, Nicaragua recibirá un impulso gigantesco. Y China consolidará su presencia en este continente con una ruta que es vital para sus intereses económicos.
¿ Y qué estamos haciendo nosotros ?
Hasta ahora los únicos que han empezado a despertar con inquietud son los habitantes de San Andrés que saben lo que significaría una poderosa Nicaragua para su mar, (el que les queda) y para su futuro.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario