Prosper Weil, jurista excepcional

Un mes después de su muerte, y cuando ha pasado casi desapercibida en nuestro ámbitos académicos, es importante destacar a quien fuera uno de los grandes juristas e internacionalistas del siglo XX.

Antes de convertirse en un maestro reconocido del Derecho Internacional, ya lo era del Derecho Administrativo. Su ensayo sobre este tema en la colección  « Que sais-je ? »  es una de los más admirables ejemplos de síntesis jurídica. Tales logros demuestran que Prosper Weil era un experto general del Derecho, de la misma estirpe que Vedel o Carbonnier, capaz de manejar la técnica jurídica sin detenerse en las fronteras de las diferentes ramas: derecho público/derecho privado, derecho interno/derecho internacional.

Como lo ha escrito uno de sus cercanos colaboradores, esa polivalencia es lo que explica la facilidad aparente con la que él pasó, a principios de los años 70 del siglo pasado del derecho administrativo a una dedicación asidua al derecho internacional que culminó con un curso extraordinario en la Academia de La Haya.

Alli se pronuncia él contra  ciertas “evoluciones recientes del sistema normativo internacional: teoría del jus cogens, distinción de crímenes y delitos internacionales, concepto de la regla de derecho internacional general, noción de obligación erga omnes” que le valieron vivas críticas, las cuales él lamentó y denunció comparándolas con una cacería despiadada de brujas. No obstante que el objeto de sus propias denuncias está hoy en el centro de algunas fecundas controversias en el seno de la disciplina.

Comenta  Allain Pellet de la Sociedad para el Derecho Internacional que Weil atacaba ferozmente cualquier resultado del que llamaba principio “rudimentario” de equidad ( sin embargo tan fatigado en nuestra jurisprudencia), siempre en busca del orden y la coherencia en el manejo de las instituciones y en las soluciones de lo jurídico.

En una práctica abundante del derecho internacional ya como abogado o como árbitro, durante  una veintena de años fue además miembro del Tribunal administrativo del Banco Mundial,  el que presidió, además entre 1.989 y 1.993.

Y en lo que a nuestro país corresponde, el profesor Weil fue consultor respecto del diferendo marítimo con Nicaragua. En suma, ha muerto un gran jurista y un profesor excepcional.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Congelar las leyes…

Como lo señaló G. Jèze, en Les principes généraux du droit administratif, 1.904, p. 88 “ Políticamente, es absurdo, quimérico y criminal querer encerrar a generaciones sucesivas en instituciones políticas, administrativas, o sociales que probablemente estarían en contradicción con el ideal, la moral de moda, la justicia a favor, las necesidades políticas, económicas etc.”

Pero todo gobierno tiene la intención de que, bajo su control, se legisle con vocación de perennidad. En la administración pasada se aprobaron disposiciones constitucionales y legales que, en un lenguaje belicista paradójico pero apropiado, se consideraron “blindadas” frente a las competencias de los gobiernos futuros. Fue la asunción vanidosa de que los antiguos detentadores del poder contaban con la sabiduría suficiente para prever y organizar las vidas de las generaciones siguientes.

Pero esas pretensiones son inútiles; como dijo el filósofo cada día trae su afán, y las esperanzas de quienes creyeron que pasarían a la historia se destruyen con las exigencias inesperadas del presente. Por fortuna.

 

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

El polvorín árabe saudita

En este mundo, donde los peligros de inestabilidad internacional son constantes, el caso del asesinato del periodista Jamal Khassoggi es mucho más grave de lo que, al menos por esas tierras percibe la gente. En primer lugar, la forma como se sospecha que ocurrieron los hechos dan muestra, o bien de una torpeza increíble o, peor, de una crueldad despiadada.

Arabia Saudita ha sido un país muy importante para Estados Unidos por su gran producción petrolera. Esa importancia se ve hoy menguada por los efectos del fracking en la extracción del crudo que están convirtiendo a los americanos en una economía altamente productiva. Sin embargo, el Reino es todavía una ficha de excepcional valor estratégico en la política regional porque para Estados Unidos constituye un fuerte contrapeso al poder y la influencia de Irán, mucho más después de la agresiva política de Trump en relación con el acuerdo alcanzado por los persas con Europa y Washington.

Es por ello que para el Presidente americano, las enrevesadas explicaciones de las autoridades sauditas sobre las circunstancias de la muerte de Khassoggi constituyen un quebradero de cabeza: obligado a reaccionar drásticamente, le queda muy difícil arriesgarse a dañar las relaciones con un aliado que ha sido leal al menos hasta ahora. Lo cual, por otra parte, le ha dado alas al gobierno de Turquía, donde ocurrieron los hechos, que se ha encargado de dejar en claro que investigará el asunto hasta sus últimas consecuencias; una manera de vengarse de las críticas que Washington le ha dirigido a Tayyip Erdogan por su estilo dictatorial. Y que Europa, representada por la Señora Merkel, también está aprovechando. En este último caso para mostrar dureza tras el pobre resultado de las elecciones bávaras y, – quien sabe-, para ayudar a debilitar a Trump con miras a las elecciones de noviembre.

Pero, por otra parte, en el interior de Arabia Saudita también hay dificultades. El Rey absoluto es Salmán bin Abdulaziz, Guardian de los Santos Lugares y Jefe de la Casa de Saud, desde el 23 de enero de 2015, tras morir su medio hermano, Abdalá bin Abdulaziz. Pero, incapacitado por el Alhaizmer, el poder corresponde desde el año pasado a  su hijo Mohámed bin Salmán, quien es también Ministro de Defensa.

El príncipe gobernante, de 32 años, ha venido actuando de manera contradictoria, pues al lado de algunas tímidas reformas especialmente en relación con los derechos de las mujeres, ha sido implacable con los opositores, en lo que podría incluirse la eliminación del periodista Jamal Khassoggi, exiliado voluntariamente en Virginia y colaborado permanente del Washington Post desde donde criticaba frecuentemente al gobierno de su país.

Por último, Arabia Saudi es un país donde la numerosísima familia real por cuenta de las incontables esposas de los miembros de la dinastía descendiente del primer rey de la Arabia moderna Abdenaziz ben Saud, gestiona prácticamente todas las funciones y actividades del poder en medio de una corrupción generalizada porque los bienes de Estado no se distinguen de los bienes familiares de la Casa de Saud. Ello hace que sea imperativo que exista un difícil y precario equilibrio presto a quebrarse en cualquier momento. A los detentadores del poder no les conviene que el príncipe gobernante los avasalle, pero tampoco que se debilite demasiado porque ello pone en riesgo su propia estabilidad. Y esa es otra de las claves de lo que pueda pasar en los próximos días en este peligroso polvorín.

 

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

China está detrás

No es creíble suponer que el señor Kim Jong-Un ha resuelto abandonar su programa nuclear solo por las dificultades que su pueblo está sufriendo. En primer lugar esas dificultades no son recientes; por otra parte, regímenes como el suyo siempre han encontrado la manera de justificar los sacrificios que le exigen a su gente como el resultado de ataques externos y de las acciones de los amigos de la Revolución.  Ya Stalin en los años treinta del siglo pasado acusaba al resto del mundo de conspirar para hacer fracasar los grandiosos planes del sistema; y fue a través de esos sacrificios descomunales que se adelantó la industrialización de la URSS.

Tampoco convence la idea de que el jefe supremo de Corea del Norte está buscando ser reconocido como un estadista mundial. Ni su abuelo ni su padre necesitaron nunca de ese reconocimiento para conducir al Estado de acuerdo con sus intereses.

Kim Jong-Un ya ha logrado el desarrollo científico y militar que necesitaba. Tiene tecnología nuclear y el hecho de comprometerse a no utilizarla militarmente no le quitará a sus expertos el conocimiento adquirido.

Pero en cambio, a quien si le interesa que su vecino se integre a la economía mundial es a China; de nada le sirve a ésta un gobierno que le causa más molestias que beneficios y que bien podría convertirse en un mercado interesante para algunos de sus productos, particularmente en campos en los que Beijing puede llegar a acuerdos ventajosos. Todo ello mientras se asegura la solidaridad internacional y se garantiza la estabilidad de un socio ideológico.

Esa es probablemente la explicación del afán del dirigente norcoreano de llegar a un acuerdo con Washington. Un acuerdo aconsejado, dirigido y planeado desde Beijing que ya conoce bien como manipular al mercurial señor Trump.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Subdesarrollo político

Viendo el triste espectáculo del enfrentamiento de los catalanes con el gobierno central de España y la forma como han sido manejadas las diferencias entre los dos, y el lamentable mensaje enviado por el país al resto del mundo, uno tiene, una vez más, la certeza de que los cuarenta años de dictadura retardataria y clerical del franquismo no han sido superados en materia de desarrollo político.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Fast Track

En un país que se preciaba de respetar hasta la idolatría el “precioso hilo de la legalidad”, la reforma de las Constituciones era todo un problema que angustiaba a los juristas decimonónicos. Tanto, que si la norma respectiva era demasiado rígida -pétrea en el lenguaje de los constitucionalistas-, había que reformarla primero para hacer viable luego la transformación deseada. Y se encargaba a algún especialista connotado como Don Florentino Gonzalez (antes de que tuviera que irse a Buenos Aires por los vaivenes de la política nacional), para que redactara el nuevo texto de la Carta fundamental.
Hoy, en cambio, ni siquiera se tienen ya esos pudores formalistas: en un país donde poca gente habla inglés (8% de los jueces según una encuesta), la Constitución se reforma, o deforma, según quien hable, por medio de un mecanismo insólito que ni siquiera se atreve a decir su nombre en castellano.
Las generaciones futuras, casi siempre intransigentes con los desatinos y errores de sus antepasados, seguramente serán implacables con el desastre jurídico que se está fabricando en el país.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

La Ley en China

Cuando EE. UU. anuncia que va a ejecutar un mexicano culpable de cometer asesinato, ese país inicia una campaña vigorosa para impedirlo, casi siempre sin éxito, pero en la que termina participando hasta el Papa. Cuando hizo evidente que el Sr. Arciniegas moriría por haber llevado cuatro kilos de cocaina a la República Popular China, nuestra timorata Ministra de RR.EE. apenas tuvo tiempo para seguirle rogando a ese gobierno que “revisara” la sentencia y tuviera clemencia. Hubiera sido importante dejar por lo menos la constancia de que no tiene sentido castigar a una persona de 72 años.
Por otra parte, todavía nadie le había dicho a la gente de este país que China no reconoce el concepto occidental de derechos humanos, al que considera una noción condicionada, tanto por la cultura como por el nivel de desarrollo de cada país. Esa sería una labor valiosa para nuestra farandulera radio que tanto empeño pone diariamente para trivializar todo lo que toca.
Y también hay que explicar que, como lo dijo categóricamente el Embajador, las leyes chinas se cumplen estrictamente. Lo que seguramente resulta una idea muy extraña para mucha gente.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario